martes, 17 de mayo de 2016

LA CONTRAPUBLICIDAD

A día de hoy, es casi imposible que alguien no sepa lo que es la publicidad, pero pocas veces se oye el término de: Contrapublicidad.



La contrapublicidad es una forma novedosa de resistencia con la que se intenta cuestionar e interferir en los mensajes publicitarios que constantemente estamos recibiendo de las grandes marcas en los medios de comunicación, y con ello,  denunciar su intento abusivo de cambiar y dominar nuestras vidas por un estilo de vida que nos lleva a ser marionetas en las manos de las grandes empresas.


Gracias a la contrapublicidad se crea el pensamiento crítico frente al consumismo y frente a un modelo de vida que nos venden como el “ideal”, ello nos da pie a poder profundizar en la verdadera realidad de las cosas, pudiendo comprobar en muchos casos como detrás de la producción de los productos de multinacionales y empresas hay historias de verdadera vulneración a los derechos humanos, y numerosos daños físicos y psicológicos ante su uso y consumo.


Pongamos algunos ejemplos:

Colacao está dentro de la lista negra de empresas sospechosas de utilizar productos transgénicos debido al uso de lecitina de soja transgénica. Colacao participa del injusto mercado mundial del cacao. En Costa de Marfil,primer productor mundial de cacao, miles de niños esclavos trabajan en las plantaciones.
Este gigante multinacional que genera impresionantes beneficios en su facturación de 20.000 millones de euros, tiene una larga lista de impactos sociales, laborales y ambientales. Sus procesos de transformación y distribución se vinculan a enormes emisiones contaminantes, el uso de organismos genéticamente manipulados, violaciones de las leyes de protección del medio ambiente, construcción de plantas embotelladoras en zonas de valor ecológico, contaminación de fuentes de agua con desechos de sus embotelladoras, políticas de utilización irracional de agua en el mundo, asalto criminal a fuentes pertenecientes a diferentes comunidades indias y  utilización de la hoja de Coca para la fabricación de sus productos.

Marcas de comida procesada, rápida y barata que promueven la obesidad infantil, las enfermedades cardíacas y la diabetes. Además de numerosas consecuencias para nuestro cerebro como: problemas de memoria y aprendizaje, aumentar el riesgo de demencias y cambios químicos que conducen a la depresión.

Cosméticos que nos hacen creer que somos imperfectos/as e infravalorar nuestro cuerpo, generando daños indudables en nuestra autoestima.

Marcas de calzado que se enriquecen por medio de la explotación infantil.

Esta marca, con su prepotencia comercial, explota laboralmente a miles de campesinos en los cinco continentes. Se le acusa del incumplimiento de algunos acuerdos de respeto al medioambiente (año 2000) , utilización de todo tipo de productos transgénicos no legales (Francia 2002), reetiquetado de 200 toneladas de leche caducada para poderla vender (Colombia 2002), utilización de soja transgénica en productos declarados libres de transgénicos (Italia 2000), venta de un sucedáneo de leche materna que ha provocado miles de muertes infantiles.

La demanda de Coltán ha aumentado muchísimo en los últimos años, ya que es un elemento primordial para la fabricación de los teléfonos móviles. La mayores reservas de este mineral se encuentran en el Este del Congo, un país arrasado desde hace años por una sucesión de guerras, masacres e invasiones que han provocado ya más de 3,5 millones de muertos. 
Bebidas alcohólicas, que lejos de hacernos Super-hombres o Super-mujeres, generan numerosos daños en nuestro organismo, entre los que está la impotencia masculina.





Viendo estos ejemplos, cada uno/a elegirá replantearse su responsabilidad ante su consumo. Darse cuenta de que la premisa CAUSA = EFECTO también es aplicable a nuestro consumo, es uno de los motivos para ello. Ya que consumir algo no siempre es como nos lo venden ("positivo"). Si en el hecho de consumir o utilizar algo puedes estar causando un efecto  negativo sobre ti o sobre los demás, eres parte responsable de ello.

HABRÁ QUE PENSÁRSELO DOS VECES....

No hay comentarios:

Publicar un comentario